Cuadro de las meninas para niños

Cuadro de las meninas para niños

Que significa meninas

El rey ya no dejaba que su amigo el pintor le pintara porque sabía que lo retrataría a la perfección y no quería verse viejo, así que Velázquez ideó una “trampa” para pintar al rey: creó una escena en la que aparece él, Velázquez, pintando, cuando entra la infanta y su séquito y se detienen a ver lo que está pintando. Y lo que está pintando se refleja en el espejo de atrás: los reyes, los auténticos protagonistas del cuadro, porque, en realidad, este es un retrato de los reyes, que están en el punto de vista del espectador, fuera del cuadro. Todo en el cuadro está pensado para hacer sentir al espectador como el protagonista, en el lugar del rey.

feedback

Estás ante uno de los cuadros más importantes de toda la historia del arte universal: Las Meninas de Diego Velázquez. Es una obra maestra a nivel pictórico y una muestra de la genialidad del pintor, pues se trata de un cuadro mucho más complejo de lo que parece a simple vista.
¡Para el joven Velázquez tuvo que ser uno de los mejores días de su vida! Ser pintor de cámara significaba convertirse no sólo en el pintor de la familia real y de la corte, sino en el encargado de hacer grandes obras pictóricas para decorar los palacios, pabellones de caza y otras posesiones de la realeza.
Por esta época utilizaba la técnica del claroscuro, que consiste en iluminar a las figuras principales del cuadro como si tuvieran un potente foco frente a ellos, dejando el fondo sumido en la oscuridad.
Ya en Madrid, su privilegiada vida en la corte le permitió conocer a fondo las fantásticas colecciones de pintura que atesoraban los reyes y su visión artística empezó a ampliarse. Contemplar obras maestras de otros artistas, sobre todo de su adorado Tiziano, le hizo evolucionar: poco a poco, fue abandonando el tenebrismo de sus primeras obras, como puedes ver  en El triunfo de Baco.

las meninas 360

El contraste de luces y sombras junto con el juego de perspectivas conseguido mediante el espejo del fondo y las miradas de los personajes, pintados en escala natural, genera la ilusión de estar dentro del cuadro. Sin embargo, ¿cuál es el significado del cuadro Las meninas? ¿Cómo interpretar estos aspectos característicos de la obra?
Se caracteriza por su concepto innovador, excelente ejecución en la técnica, el particular uso de la perspectiva, el contraste entre la luz y la sombra, la distribución de planos y personajes y la recreación del ambiente familiar.
En Las meninas, Velázquez aplicó la técnica del óleo en una superficie de lienzo de 3.18 metros de ancho por 2.76 metros de altura. En aquella época no existían telas tan grandes, por lo que, con el paso del tiempo, han sobresalido las costuras que juntan las telas del cuadro.
El carácter innovador del cuadro comienza, incluso, desde el género: cabalga entre el retrato corporativo y las escenas de conversación, tal como se informa en el catálogo digital del Museo del Prado.

las meninasart series

Todo artista necesita una serie de elementos materiales que den forma a sus ideas creativas. De la elección de estos, y de su dominio, depende en gran parte el éxito de su arte. La investigación del método de trabajo, y el poder desvelar algunos de los recursos secretos de un pintor, son en la actualidad uno de los temas más sugerentes y atractivos que nos depara la historia del arte.
Una vez encolados los lienzos, como era habitual, el pintor aplicaba la preparación y la imprimación, normalmente de colores bastante simples, sobre la que iban las capas pictóricas. Si bien la preparación tiene por objeto, como su nombre indica, preparar el lienzo, la misión de la imprimación es la de servir de fondo óptico al cuadro y a los efectos coloreados de la pintura. En algunas ocasiones, este doble estrato se simplifica en uno solo que encierra la doble función. En esta primera etapa, Velázquez utilizó lo que Pacheco llamaba “tierra de Sevilla”, una tierra de un tono ocre medio.
En sus obras religiosas el fondo presenta un tratamiento algo diferente, como se observa en el “Cristo crucificado” y “La Coronación de la Virgen” de El Prado, o en “Las Tentaciones de Santo Tomás de Aquino” del Museo Diocesano de Orihuela. El pintor, en esta ocasión, ha extendido con mayor cuidado la preparación-imprimación empleando la brocha en combinación con la espátula. En otras obras, como el retrato de don Diego Acedo, “el primo”, o en el del Conde Duque de Olivares a caballo, del mismo museo, también se observan los fondos más trabajados. En todos los casos son cuadros que tienen algo especial, ya sea por su motivación religiosa como por el concomitente o la persona representada.

Cuadro de las meninas para niños of the moment

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos