El caminante sobre el mar de nubes analisis

El caminante sobre el mar de nubes analisis

Wikipedia

Posteriormente, en la carrera pictórica de Friedrich, la seducción que sentía por la idea de que la expresión personal debía ligarse a un aislamiento físico y espiritual se hizo más aparente, de magnitudes increíbles, y aun así, todavía sublime.[3]​
El hecho de que el viajero se encuentre de espaldas y no pueda vérsele la cara, ha sido objeto de análisis e interpretaciones. De esta forma el autor impide que la fisonomía del personaje anónimo distraiga la atención del paisaje. Al mismo tiempo, el no tener rostro transmite mejor la idea de la disolución del individuo en el «todo» cósmico.[4]​
La figura vuelta de espaldas cumple una importante función como figura de identificación. Normalmente están colocados de tal manera que cubren el punto de fuga. A causa de ello, el espectador tiende a colocarse en el lugar de la figura, y de esta manera seguir también de cerca el fenómeno natural.
El hecho de que el viajero se encuentre en el centro de la pintura, además, indica que está en posición de dominación. Sin embargo, el llevar un bastón, quizá para facilitarle la ascensión, apunta a cierta debilidad.

wanderer above the sea of fog book cover

In the foreground, a man stands upon a rocky precipice with his back to the viewer. He is wrapped in a dark green overcoat, and grips a walking stick in his right hand.[3] His hair caught in a wind, the wanderer gazes out on a landscape covered in a thick sea of fog. In the middle ground, several other ridges, perhaps not unlike the ones the wanderer himself stands upon, jut out from the mass.[4] Through the wreaths of fog, forests of trees can be perceived atop these escarpments. In the far distance, faded mountains rise in the left, gently leveling off into lowland plains in the right. Beyond here, the pervading fog stretches out indefinitely, eventually commingling with the horizon and becoming indistinguishable from the cloud-filled sky.[3]
The painting is composed of various elements from the Elbe Sandstone Mountains in Saxony and Bohemia, sketched in the field but in accordance with his usual practice, rearranged by Friedrich himself in the studio for the painting. In the background to the right is the Zirkelstein. The mountain in the background to the left could be either the Rosenberg or the Kaltenberg. The group of rocks in front of it represent the Gamrig near Rathen. The rocks on which the traveler stands are a group on the Kaiserkrone.[5]

wanderer above the sea of fog print

Quiero hablaros sobre una obra que me llama la atención, esta es El caminante sobre el mar de nubes de Caspar David Friedrich. El título no tiene nada de misterio, lo identificamos completamente con la obra, un hombre que está en un acantilado, de espaldas, vestido formalmente con atuendo alemán de la época y al fondo un paisaje exquisito poblado de nubes y más acantilados que sobresalen.
Es una pintura magnífica que nos hace sentirnos protagonistas, ser el personaje que aparece en la obra, de espaldas, no le vemos el rostro, y con un atuendo no apropiado para escalar. Hay varias opiniones a cerca del personaje que aparece en la obra, llegando a identificarlo con el propio Fiedrich.
Es una obra que nos puede hacer reflexionar, pensar y meditar. Aquí el elemento más importante puede ser el mar de nubes, que se extiende sin límites, nubes que no tienen nada que ver con las rocas de los acantilados que simbolizan lo terrenal. Tendremos que leer todo esto en la obra sin olvidar lo creyente que fue Friedrich, la espiritualidad y lo terrenal, las rocas como pedestales de una fe inquebrantable y la naturaleza como una aproximación a lo místico.

wanderer above the sea of fog analysis

Friedrich maduró en una época en la que crecía la desilusión en toda la clase media europea dando lugar a una nueva apreciación de la espiritualidad. Este cambio en los ideales se expresa a menudo a través de una revaluación de la naturaleza, en artistas como Friedrich, Joseph Mallord William Turner y John Constable que trataron de representar la naturaleza como una «creación divina, que debe ajustarse contra el artificio de la civilización humana».[3]​
Friedrich frecuenta círculos de intelectuales de corte liberal-republicano, que apoyan los ideales nacionalistas. El Congreso de Viena (1814–1815) supuso una gran frustración de esta ideología, ya que significó la restauración del Antiguo Régimen bajo el liderazgo de Austria. Greifswald, ciudad natal de Friedrich, pasa, después de un breve intermedio danés, a dominio prusiano. No obstante, el pintor conservó el resto de su vida la nacionalidad sueca.
La situación política posterior a las guerras napoleónicas no resultaba del gusto del pintor. Aunque el movimiento patriótico alcanzó su punto álgido con la fiesta de Wartburg (Wartburgfest) celebrada el 18 de octubre de 1817 en el Castillo de Wartburg, cerca de Eisenach, lo cierto es que este acontecimiento sirvió como justificación para medidas de represión de las fuerzas liberales, como los decretos de Karlsbad. La muerte del poeta August von Kotzebue (1819) provocó la reacción de una conferencia de ministros reunidos en Karlsbad, Bohemia, entonces parte del Imperio austríaco, a instancias del ministro de Exteriores Klemens von Metternich. Introdujeron una serie de medidas represoras en la Confederación Germánica, conocidas como decretos de Karlsbad: censura de prensa, supervisión de las universidades por informadores, persecución de los liberales considerados «demagogos» y sus reuniones (a las que llamaban «actividades demagógicas»). Todo ello afecta al pintor y no es en absoluto gratuito que una de las medidas que adoptan sean la proscripción del traje antiguo alemán, que precisamente aparece en los cuadros de Friedrich.

El caminante sobre el mar de nubes analisis 2021

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos