El levantamiento del 2 de mayo

El levantamiento del 2 de mayo

Los fusilamientos del 3 de mayo análisis

Al cabo de poco, Fernando VII par­tió hacia Bayona al encuentro de Napoleón. Tam­bién lo hizo días después su padre, así como buena parte de la familia real. Las inten­ciones del emperador consistían en aprovechar aquella lucha por el poder en el seno familiar para hacerse direc­tamente con la Corona y transferirla a su hermano José Bonaparte.

El descontento por la ausencia del monarca era notorio, mientras que proliferaban los roces entre soldados galos y población. No hay pruebas definitivas de cuál fue la causa inmediata de la insurrección del 2 de mayo, aunque es posible que tanto el estallido popular espontáneo como cierta planificación de los partidarios de Fernando coexis­tiesen como desencadenantes.

Los sublevados se concen­traron en la Puerta del Sol. Pronto co­menzaron a entrar en masa en la ciu­dad las tropas francesas y a dirigirse hacia ese punto. Eran 2.000 corace­ros, 3.000 jinetes y 4.000 soldados de infantería. Poco después entraron por otros puntos 10.000 hombres más, ocupando todo Madrid. Fue en la Puerta del Sol donde se dan los cho­ques más violentos, que Goya inmor­talizó en La carga de los mamelucos .

fusilamientos del 2 de mayo cuadro

El 2 de mayo de 1808, las tropas francesas deciden sacar a la Familia Real de Madrid, mientras les observa una multitud que protesta ante las puertas de palacio. La muchedumbre es disuelta por un batallón de granaderos, y la noticia origina una violenta reacción del pueblo de Madrid contra los franceses.

Al día siguiente, 3 de mayo, el comandante del ejército francés y gobernador de Madrid, Joaquín Murat, toma medidas para restablecer el orden, castigando de manera sangrienta el levantamiento popular. En Moncloa son fusilados todos aquellos que han sido apresados con las armas en la mano. Ese mismo 3 de mayo, Andrés Torrejón, alcalde de Móstoles, declara la guerra a los franceses.

Después de los sucesos acaecidos el día 2 y a lo largo de todo el mes de mayo, se producen levantamientos provinciales que culminan en la formación de varias juntas. También se suceden en muchas ciudades movimientos populares que no cuajan en la formación de una de ellas.

Mientras tanto, el 6 de mayo, las denominadas abdicaciones de Bayona se suceden ante la presencia de Napoleón Bonaparte. La corona, símbolo de la legitimidad de la monarquía, pasa de las manos de Fernando a las de su padre, Carlos IV, y de las de este a Napoleón, quien a su vez elegirá a su hermano José.

wikipedia

Dos de MayoPart of the Peninsular WarThe Second of May 1808: The Charge of the Mamelukes, by Francisco de GoyaDate2 May 1808LocationMadrid, Spain40°25′N 3°42′W / 40.417°N 3.700°W / 40.417; -3.700Result

On the 2 and 3 May 1808 the Dos de Mayo or Second of May Uprising of 1808 took place in the outskirts of Madrid. It was a rebellion by the people of Madrid against the occupation of the city by French troops, provoking repression by the French Imperial forces that had tremendous significance. In addition, the Mamelukes of the Imperial Guard of Napoleon fought residents of Madrid in the Puerta del Sol, wearing turbans and using curved scimitars, thus provoking memories of the Muslim Spain.[4]

The city had been under the occupation of Napoleon’s army since 23 March of the same year.[5] King Charles IV had been forced by the Spanish people during the Tumult of Aranjuez to abdicate in favor of his son Ferdinand VII, and at the time of the uprising both were in the French city of Bayonne at the insistence of Napoleon. An attempt by the French general Joachim Murat to move the daughter and her children along with the youngest son of Charles IV to Bayonne sparked a rebellion.[6]

dos de mayo madrid

Un grupo que cree que los franceses se llevan al infante por la fuerza ataca a una patrulla francesa, que dispara contra la multitud. Es entonces cuando se desencadena una violenta reacción popular en la ciudad y la lucha se extiende por todo Madrid: al deseo del pueblo de impedir la salida del infante, se une el de vengar a los muertos y el de deshacerse de los franceses.

El parque de Artillería de Monteleón es otro de los enclaves firmemente defendidos. Aquí, en lo que hoy en día es la plaza del Dos de Mayo, los capitanes Luis Daoíz y Pedro Velarde se unen a la insurrección y se encierran en Monteleón junto a sus hombres y decenas de vecinos que acuden en busca de combate contra los franceses. A pesar de su feroz defensa del lugar, se ven superados por las tropas francesas y mueren al igual que otros militares que tampoco han acatado la orden superior de no intervenir.

La mayoría de los 44 condenados de Príncipe Pío son elegidos por sorteo. Sus cuerpos son abandonados en un hoyo durante días, por orden expresa de Murat, hasta que, de manera clandestina, los hermanos de la cercana Congregación de la Buena Dicha trasladan los cadáveres y los entierran en el camposanto de La Florida, que desde 1796 era el lugar de enterramiento de los empleados del Palacio Real.

El levantamiento del 2 de mayo of the moment

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos