Fernando botero obras de arte

Fernando botero obras de arte

Fernando botero most famous work

Fernando Botero Angulo (born 19 April 1932) is a Colombian figurative artist and sculptor. Born in Medellín, his signature style, also known as «Boterismo», depicts people and figures in large, exaggerated volume, which can represent political criticism or humor, depending on the piece. He is considered the most recognized and quoted living artist from Latin America, and his art can be found in highly visible places around the world, such as Park Avenue in New York City and the Champs-Élysées in Paris.

Self-titled «the most Colombian of Colombian artists» early on, he came to national prominence when he won the first prize at the Salón de Artistas Colombianos in 1958. Working most of the year in Paris, in the last three decades he has achieved international recognition for his paintings, drawings and sculpture, with exhibitions across the world. His art is collected by many major international museums, corporations, and private collectors. In 2012, he received the International Sculpture Center’s Lifetime Achievement in Contemporary Sculpture Award.

cuáles son las obras más famosas de fernando botero

El arte sacro es un capítulo fundamental del arte occidental y también de la imaginería colonial barroca latinoamericana. Botero se incluye en esa tradición, tal y como muestran las 7 pinturas de esta sala, aunque lejos de los fines didácticos o de representatividad que le son propios. Es la plasticidad de las formas y vestiduras lo que realmente le interesa, la teatralidad y el boato de este mundo, particularmente presente en la cultura y la sociedad latinoamericanas, que el pintor plasma con amable sentido del humor.

Trapecistas, payasos, domadores, malabaristas y equilibristas aparecen en estos 14 lienzos mostrando una realidad en la que contrastan la melancolía de sus protagonistas con el colorido vistoso de los atuendos, y la vivacidad de las piruetas que ejecutan con el solemne hieratismo de los personajes, característico en toda la pintura de Botero.

Se muestra en esta sala una docena de obras que constituyen un homenaje a los maestros de la pintura occidental, admirados y estudiados por Botero desde su primer viaje a Europa en 1952. Esta devoción por las grandes obras y pintores del pasado, que será fuente de inspiración a lo largo de toda su carrera, se plasma de dos maneras, bien en forma de versión de obras conocidas de la historia de la pintura o bien en los retratos de sus autores. Con este particular homenaje Botero declara, además, su amor a las cualidades del oficio tradicional de pintor.

when did fernando botero die

Si bien hoy en día ha pasado a ser considerado como pintor de vanguardia, en sus inicios su estilo figurativo fue causa de rechazo. Eso se explica en que hacia mitad del siglo XX el mundo artístico estuvo movido por el arte conceptual. Algunos han clasficado su estilo como naif, otros como neo-figurativismo e, incluso, como realismo mágico.

En todo caso, para Botero, el volumen será revisado, estudiado y desarrollado en cualquier aspecto a representar, sea que se trate de un cuerpo humano, un animal o un objeto. Por ello su obra no tiene limitaciones temáticas y abarca toda clase de géneros.

A lo largo de su carrera, aparecieron también escenas de crítica social, muy especialmente referidas a las tensiones latinoamericanas, y la tauromaquia, convertida en una auténtica línea de representación.

Fernando Botero: La comida con Ingres y Piero della Fracesca. 1972. Esta fue otra de las piezas emblemáticas del autor. El tratamiento del volumen se observa no solo en los personajes sino en los objetos que utilizan. La comida, por lo tanto, asume también protagonismo. Botero representa no la realidad, sino una realidad imaginada: a la izquierda tenemos un autorretrato de Botero, vestido con un traje a rayas con corbata. Con él comparten la mesa Piero della Francesca (izquierda), pintor del renacimiento intaliano; al centro de la escena, Jean-Auguste-Dominique Ingres, pintor francés del período neoclásico.

fernando botero wikipedia español

Si bien hoy en día ha pasado a ser considerado como pintor de vanguardia, en sus inicios su estilo figurativo fue causa de rechazo. Eso se explica en que hacia mitad del siglo XX el mundo artístico estuvo movido por el arte conceptual. Algunos han clasficado su estilo como naif, otros como neo-figurativismo e, incluso, como realismo mágico.

En todo caso, para Botero, el volumen será revisado, estudiado y desarrollado en cualquier aspecto a representar, sea que se trate de un cuerpo humano, un animal o un objeto. Por ello su obra no tiene limitaciones temáticas y abarca toda clase de géneros.

A lo largo de su carrera, aparecieron también escenas de crítica social, muy especialmente referidas a las tensiones latinoamericanas, y la tauromaquia, convertida en una auténtica línea de representación.

Fernando Botero: La comida con Ingres y Piero della Fracesca. 1972. Esta fue otra de las piezas emblemáticas del autor. El tratamiento del volumen se observa no solo en los personajes sino en los objetos que utilizan. La comida, por lo tanto, asume también protagonismo. Botero representa no la realidad, sino una realidad imaginada: a la izquierda tenemos un autorretrato de Botero, vestido con un traje a rayas con corbata. Con él comparten la mesa Piero della Francesca (izquierda), pintor del renacimiento intaliano; al centro de la escena, Jean-Auguste-Dominique Ingres, pintor francés del período neoclásico.

Fernando botero obras de arte 2022

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos