La lechera de burdeos comentario

La lechera de burdeos comentario

Feedback

El cuadro está ejecutado con pinceladas largas y fuertes, muy marcadas y visibles, como harían posteriormente los impresionistas franceses, excepto en el cuello y el rostro de la mujer, donde la pintura está más difuminada.
Seguramente, más que un retrato, es una especie de homenaje a la belleza femenina, ya que no cumple los cánones y requisitos académicos de un retrato convencional, de hecho, la visión de Goya es bastante moderna y contemporánea, adelantándose a Courbert en lo que posteriormente se llamará Realismo.

the milkmaid of bordeaux

Following his death, the painting was willed to his last child, Javier (b. 1784). Financial difficulties a year later forced him to sell it to Juan Bautista de Muguiro, a distant relative. Muguiro’s descendants donated the work to the Museo del Prado in 1946,[1] where it remains a popular exhibit at the gallery, despite doubts as to its origin.
Rosario was later a painter, and it is sometimes claimed that she may have been the creator of this work. However, when compared to the relatively amateur works of hers held in the Academia de San Fernando, it is generally considered highly unlikely.[4]

saturno devorando a su hijo análisis

Para llevar a cabo nuestro primer comentario de obra de arte utilizaremos el legado de Goya, os dejo a vuestra elección la obra. En mi caso comentaré una de las obras que más me gusta de Goya, la Lechera de Burdeos.
Pronto su fama le hará dar el salto y convertirse en pintor de Carlos IV. Realizará magníficos retratos de la familia real destacando el ” Retrato de la familia de Carlos IV”, una verdadera fotografía de los Borbones de la época.
Realizará retratos para la nobleza y las personalidades más influyentes del momento: los duques de Osuna, la duquesa de Alba, la marquesa de Chin Chón. Otro retrato de belleza y temática inusual será la Maja desnuda, seductora y provocativa. En los retratados se busca la profundidad en los rasgos con el fin de alumbrar la personalidad del protagonista.
Durante la Guerra de Independencia será testigo de excepción y plasmará a modo de crónica algunos momentos de gran intensidad, “Los fusilamientos del 3 de mayo” y “La carga de los mamelucos”. Estos acontecimientos ensombrecerán el ánimo del pintor que además comienza a perder audición a causa de una enfermedad. Los grabados de ” Los desastres de la guerra” son prueba del cambio que opera su pintura, tanto en expresión como en temática.

the third of may 1808

Obra realizada en Burdeos. Cuando Goya falleció la heredó Leocadia Zorrilla quien la vendió a Juan Bautista de Muguiro, buen amigo de Goya en Burdeos. Se conserva la carta que Leocadia escribió a Muguiro el 9 de diciembre de 1829, publicada íntegramente por Sánchez Cantón en 1947, en la que pone a su disposición este cuadro por un precio no inferior a una onza, tal como Goya le había indicado.
Estuvo en la familia Muguiro hasta que el sobrino nieto del comprador, Fermín de Muguiro y Beruete, III conde de Muguiro y de Alto Bacilés, la legó al Museo del Prado. Allí ingresó el 5 de diciembre de 1945.

La lechera de burdeos comentario online

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos