Museo del prado juan de villanueva

Museo del prado juan de villanueva

Wikipedia

Esta circunstancia explica que un primer proyecto, que se correspondería con el conservado en la Academia de San Fernando, firmado y fechado el 25 de mayo de 1785, apareciera antepuesta al edificio una elegante e insólita logia, una stoa, de inspiración clásica, con la que se pretendía crear una falsa fachada y a la vez un foro romano que sirviera de transición entre el exterior y el nuevo monumento sagrado, templo de la ciencia y la razón. No hay certeza sobre si ésta fue la propuesta elegida por el Ministro, con la aquiescencia del Monarca y entre las dos presentadas por Villanueva, o si por el contrario fue la perdida, sobre la que se conserva una maqueta, aunque ésta parece una fase intermedia entre aquella y la tercera y definitiva que hoy se contempla.

Tras sucesivas adaptaciones de la idea inicial, abierta a las sugerencias de comisiones y organismos, el 15 de marzo de 2000 se aprobó el proyecto definitivo de esta operación a la que se ha denominado el Prado del siglo XXI. Haciendo de la fachada de Velázquez o de poniente la principal, resuelve el programa de una institución actual de este tipo, incorporando un auditorio, biblioteca, restaurante, tienda, información, guardarropas, aseos, así como salas de exposiciones temporales.

real gabinete de historia natural

Ambas propuestas coincidían en disponer un cuerpo de carácter longitudinal dividido en dos niveles, estructurados por el uso y por las propias condiciones del terreno sobre el cual el edificio debía asentarse, ocultando por medio de este desnivlel el antiguo convento de San Jerónimo y mostrando todo su decoro al Paseo del Prado. El nivel superior sería destinado a gabinete de historia natural, mientras que el cuerpo basamental, tendría un uso docente con las materias de botánica y química como ciencias principales. Por lo tanto, el aspecto más representativo de esta primera propuesta no seleccionada, consistía en aquel espacio porticado que actuaría como filtro hacia a nueva sede de las ciencias, relegando al propio edificio a un segundo plano, de carácter más neutro donde las fábricas mantendrían una mayor rigidez formal que en el proyecto definitivo. Puesto que la versión aceptada por Floridablanca finalmente sería la del edificio exento, este debería de mostrarse ante el Paseo con un ritmo mucho más elaborado y grácil, ya que todas las ambiciones serían relegadas a la ejecución de esta obra unitaria. En este sentido, el segundo proyecto guarda una mayor relación con la obra construida de Villanueva, donde los anteriores proyectos de las casas del Príncipe en el Pardo y el Escorial parecían ya haber adelantado numerosos recursos a modo de ensayo tanto compositivo como material, que finalmente concluirían en su obra maestra.

paseo del prado, madrid

Su construcción se inició en 1785. Se conservan planos de Villanueva que datan de entre 1790 y 1791. La obra estaba a medias en 1808, cuando se produjo la Invasión napoleónica, que lo dejó destrozado, al ser usado como cuartel y fundirse además el plomo de las cubiertas y de los canalones para fabricar proyectiles.

La escalera central del Museo no se abrió hasta 1925. El edificio inicialmente solo tenía escaleras internas en los extremos, junto al patio en el sur y junto a la rotonda en el norte, ya que fue concebido originalmente para albergar a dos instituciones independientes: la Academia de Ciencias y el Real Gabinete de Historia Natural, con lo que las circulaciones entre plantas hubieran sido muy limitadas.

museo del prado edificio

El solar estaba sobre un terreno que presentaba una doble pendiente con una gran inclinación, desde Los Jerónimos hacia el Paseo del Prado. Por ello se creó un muro de contención en ángulo y en relación con este,  se definió un plano para elevar el edificio.

Villanueva creó un cuerpo central que sobresalía y a los lados unas galerías alargadas que terminan en pabellones cuadrados, en cuyo interior están las rotondas, con una construcción que se compone de seis columnas  toscanas, una cornisa y un ático que lo remata. Luego dos galerías laterales con dos plantas en altura. La de abajo con unos ventanales alargados que terminan en  arco de medio punto y la de arriba con una galería de columnas  estilo jónico,  hoy en día hay un tercer piso hacia dentro que ha sido obra posterior. El interior del edificio es abovedado en sus salas centrales habiendo una rotonda con ocho columnas jónicas con decoración de casetones en su bóveda.

La fachada norte, compuesta por un pórtico con columnas jónicas y encima un entablamento, que corresponde a la segunda planta del edificio. Cuando Villanueva  construyó al principio el edificio, la primera planta quedaba, en ese lado, bajo el nivel del terreno, ya que bajaba en cuesta hasta el Paseo del Prado,  más tarde se quitó dicho desnivel para colocarlo a la misma altura que el suelo real del monumento. En 1882 se construyó una escalinata para acceder a el.

Museo del prado juan de villanueva 2022

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos