Partes de una portada románica

Partes de una portada románica

Pórticos románicos

partes de una portada románica:a)tímpano,b)díntel,c)arquivolta,d)mainel,e)jamba,f)puertatímpano:es el espacio delimitado entre el dintel y las arquivoltas de la portada de una iglesia.díntel:es un elemento estructural horizontal que salva un espacio libre entredos apoyos. Es el elemento superior que permite abrir huecos en los muros para conformar puertas y ventanas.arquivolta:es cada una de las roscas o molduras que forman una serie de arcosconcéntricos decorando el arco de las portadas medievales en suparamento exterior, recorriendo su curva en toda su extensión yterminando en la imposta.mainel:es un pilar o columna delgada que divide en dos un vano.jamba:es cada una de las dos piezas labradas que, puestas verticalmente en los dos lados de las puertas, sostienen el dintel o el arco que los cubre.puerta:es cada una de las dos piezas labradas que, puestas verticalmente en los dos lados de las puertas, sostienen el dintel o el arco que los cubre.

fachada románica

Un cuaderno de bitácora para navegar por la historia del arte. Cada entrada está relacionada con algunos de los estadios de la creación artística a lo largo de la Historia. Desde la Prehistoria hasta la más rabiosa actualidad. Todo un curso al ritmo pausado del calendario. Para aquellos que consideran que el arte existe porque la vida no es suficiente.
El tímpano representa el Apocalipsis de San Juan, es decir, la venida de Cristo a la tierra para juzgar a los vivos y a los muertos. Los laterales de la portada refuerzan el mensaje a través de bajorrelieves con escenas del Antiguo y del Nuevo Testamento y representaciones alegóricas de la avaricia y la lujuria (quienes estén dominados por los vicios no accederán al cielo). En la jamba izquierda aparece el profeta Isaías; en la derecha, San Pedro. En el parteluz destacan las seis leonas de la Revelación, esculpidas con gran detalle.
Preside el tímpano un gigantesco Cristo (Pantocrator), rodeado por el Tetramorfo (águila, Juan; león, Marcos; toro, Lucas; y ángel, Mateo) y flanqueado por dos arcángeles que llevan rollos de plegarias.

portada gótica

Fachada y portada románicas: arquivoltas y jambas.Fachada: parte anterior o principal de un edificio en el exterior. Portada: puerta ornamentada. Jamba: elemento vertical que sostiene un arco, puerta o ventana (es decir, un vano), especialmente si está trabajada (con decoración escultórica). Cada flanco de las jambas, en las puertas, se denomina derrame (izq o dcho).
Arquivoltas: a) conjunto de molduras que decoran la cara exterior de un arco; b) en plural, conjunto de arcos que componen una portada abocinada. Vano abocinado: aquel cuya anchura aumenta o disminuye progresivamente.
Parteluz: elemento vertical que divide la luz de un vano.Dintel: elemento horizontal que soporta una carga, apoyando sus extremos en las jambas o pies derechos de un vano. Tímpano: espacio comprendido entre el dintel y la arquivolta de menos diámetro. En este caso concreto (San Lázaro de Autun), en vez de arquivoltas habría que hablar de voussures (dovelaje semicircular con decoración).
Alfiz: moldura o marco que rodea la parte exterior de un arco. albanega Alfiz: moldura o marco que rodea la parte exterior de un arco. Albanegas: los espacios de superficie comprendidos entre el arco y el alfiz.

portada románica partes

Asi, su esquema, fué muy distinto al de los antecedentes clásicos: se caracterizaba por la existencia de profundos abocinamientos de los huecos con numerosos resaltes que corresponden a las arquivoltas, es decir, a arcos concéntricos y así constituida, la portada románica era de tal amplitud y monumentalidad que se prestaba muy bien al éxito de la gran empresa de los artistas con imaginación: expresar de una manera sensible, en la entrada de la iglesia, el dato esencial de la esperanza y de la fe cristianas: Cristo, el Hombre Dios ha estado, está y estará entre los hombres.   Es decir, que la portada románica debe mucho a la reflexión teológica.
Los arcos avialados (con figuras) se utilizan preferentemente cuando no hay tímpano. De alguna manera lo suplen. Principalmente en el oeste de Francia, en realizaciones bastante estereotipadas.   El escultor románico rara vez pensó mezclar las arquivoltas y el tímpano en una misma composición para desarrollar un largo programa.
Una portada del siglo XII, en una iglesia importante, puede mostrar un complejo programa iconográfico, en ocasiones de difícil lectura, como ya hemos adelantado antes. Sin embargo, podemos establecer una serie de temas que, en líneas generales, son los que aparecen en los grandes tímpanos esculpidos: La Ascensión, Pentecostés, Cristo en Majestad y Juicio Final.

Partes de una portada románica of the moment

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos