Rana fachada universidad de salamanca

Rana fachada universidad de salamanca

La fachada de la universidad de salamanca

Se trata del llamado «conejo de la suerte», aunque en realidad es una liebre, que destaca entre el resto de elementos tallados en el flanco izquierdo de la puerta, por su evidente desgaste. Presenta un color negruzco que contrasta con el característico dorado de la piedra de Villamayor donde se esculpió y esto es debido a que el rumor de que esta talla da suerte se ha extendido hasta tal punto que quienes pasan por allí lo tocan, a la espera de llevarse buena fortuna.

Por todo esto, aboga porque quienes quieran conocer la historia real de los monumentos de la ciudad de Salamanca, acudan a profesionales cualificados que les ayuden a distinguir los falsos bulos o mitos que no enriquecen su bagaje cultural.

Que pase la crisis, mejorar de una enfermedad o simplemente «buena suerte, en general», son algunas de las peticiones de los turistas que sí quisieron confiar en una leyenda de dudosos orígenes, como una joven de Santander, Silvia Puig González, quien explica que «un dinerillo extra sería perfecto» y tocar el conejo no supone «un gran esfuerzo, no vaya a ser verdad».

wikipedia

Si hay algo por lo que es conocida la ciudad de Salamanca es por su famosa Universidad, una de las más antiguas de Europa y una muestra clave del arte plateresco. En esta ocasión, queremos hablarte de la fachada de esta universidad debido a su interés artístico e histórico y, sobre todo, al gran simbolismo que hay en ella.

En la preciosa fachada de la Universidad de Salamanca podremos contemplar una ornamentación muy minuciosa en la que destacan seres mitológicos, flores, medallones y otros elementos muy variados. Además, se dice que en conjunto constituye una alegoría a los vicios y a las virtudes.

Aunque, si hay algo que atrae a gente de todos los lugares hasta esta fachada, es un misterioso personaje que forma parte de su decoración. Si ya habéis visitado en alguna ocasión la Universidad de Salamanca, ya habréis oído hablar de la rana que hay en su fachada. Se trata de una figura que forma parte de la decoración del edificio y que suele ser difícil de encontrar si no sabes en qué lugar está.

casa de las muertes salamanca

Pero además, tallada en piedra dorada de las canteras de Villamayor, este edificio adquiere unas cualidades inenarrables debido a la variedad y la belleza de su decoración y a la abundancia e interés de los simbolismos que presenta como es el caso de la rana sobre la calavera.

La versión menos creíble apoya que se trata de la firma del autor que labró las calaveras, ya que en aquella época los canteros solían dejar sus nombres en los bloques de piedra en forma de símbolos y figuras.

Otra explicación es el mensaje didáctico que podría encerrar. A lo largo de la historia, la rana siempre ha sido símbolo del pecado de la lujuria, la tentación sexual, los espíritus inmundos… En una época en la que era necesario evitar el peligro de las enfermedades venéreas, la iglesia y los gobernantes  intentaban dar lecciones de moralidad al pueblo a través de las obras de arte. De esta forma, al estar la rana de la Universidad situada sobre un cráneo, el objetivo sería recordar a las gentes de la ciudad la importancia de la castidad para evitar el pecado y el contagio, ya que de lo contrario, se podría llegar a la muerte.

salamanca cathedralcathedral in salamanca, spain

Por eso, quizá el autor a quien se atribuye la fachada, Juan de Talavera, arquitecto al servicio de Isabel la Católica o sus maestros canteros, dejó su huella. Lo curioso es que Juan de Talavera es coautor de otra fachada próxima, la del Colegio San Gregorio de Valladolid, que guarda gran parentesco con la salmantina.

El libro bíblico del Apocalipsis (16:13) atribuye la destrucción del maligno a “a tres espíritus inmundos semejantes a ranas”. De ahí, que tras la muerte, quedarían la rana o sapo, tal bestia debía quedar reflejada en la fachada, donde se dedican los dos primeros cuerpos al poder terrenal y el superior al poder religioso y mítico.

Para otros, la rana es un símbolo de tentación sexual unido a la calavera de la muerte, de manera que se alertaba a los estudiantes de que las mujeres podían distraerlos fatalmente de sus estudios, dada la abundancia de prostitutas que acudían a prestar servicio a la juventud (y a los profesores) y el riesgo de sífilis de la época.

El sapo encarnaba el maligno que se manifestaba en brujas y sus aquelarres, en que usaban supuestamente las secreciones dérmicas de los sapos para entrar en trance. Numerosos herejes habían sido quemados por confesar el culto al sapo (especialmente en Alemania, por Conrado de Marburgo – gran inquisidor alemán del siglo XII).

Rana fachada universidad de salamanca of the moment

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos