Baja por embarazo de alto riesgo

Baja por embarazo de alto riesgo

Baja maternidad españa 2020

El primer caso se trata de una situación médica, que se tramita como una prestación por incapacidad temporal. Sin embargo, el riesgo durante el embarazo es una situación laboral protegida por la Seguridad Social que da derecho a cobrar una prestación equivalente al 100% de su base reguladora. Te contamos en qué casos se solicita y cómo hacerlo.

Se conoce como embarazo de riesgo aquel en el que, debido a ciertas condiciones de salud, se necesitan más cuidados y atención ya que tiene más posibilidades de tener complicaciones tanto para la madre como para el bebé.

El artículo 26 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de prevención de Riesgos Laborales, reconoce el derecho de una trabajadora a solicitar un cambio de puesto de trabajo o la suspensión temporal del contrato y recibir una prestación económica, cuando el trabajo pueda suponer un riesgo para el embarazo o un riesgo para la madre lactante hasta que el bebé cumple 9 meses.

Este tipo de prestación se conoce como baja por embarazo de riesgo y es habitual en profesiones donde se manejan substancias químicas que pueden ser tóxicas o radiaciones que podrían perjudicar al feto. También puede solicitarse si se trabaja por turnos o en jornadas nocturnas, tal y como reconoció el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

baja por maternidad 2021

Aunque cada mujer es un mundo y puede tener circunstancias diferentes para tener un embarazo con baja por enfermedad o riesgo, lo cierto es que los motivos suelen ser casi siempre los mismos. Estos son los condicionantes más comunes en este tipo de situaciones:

Como ya hemos visto, prácticamente cualquier embarazada puede solicitar una baja laboral para poder terminar la gestación sin complicaciones. Sin embargo, no supone lo mismo un embarazo con baja por enfermedad que uno con riesgo. Estas son las principales diferencias:

En este caso los motivos de la baja no son el embarazo en sí mismo sino problemas de salud asociados que necesitan de asistencia sanitaria y que suponen una incapacidad transitoria. Algunos ejemplos son los dolores de espalda o el cansancio derivado del embarazo. Por lo tanto, estamos hablando de una baja por enfermedad convencional y no de una baja por embarazo.

Se trata de una prestación a la que tienen derecho las embarazadas que realicen trabajos que supongan en sí mismos un riesgo para el propio embarazo poniendo el peligro la gestación o el desarrollo del feto. Algunos ejemplos son ambientes laborales con mucho ruido, temperaturas elevadas, productos tóxicos o que impliquen elevar peso.

una mujer embarazada puede trabajar

Cuando una mujer se queda embarazada, surgen muchas dudas. Gran parte serán médicas, pero seguro que hay otras tantas relacionadas con cómo afectará el embarazo a la nómina si fuese necesario coger una baja.

Durante el tiempo que dure esta baja, la empresa tendrá que asumir el 100% de la cuota a la cotización de la seguridad social. Siempres erá un médico quien tenga que dar la baja, de acuerdo a la situación de la empleada.

Hay determinados puestos de trabajo que pueden poner en riesgo la salud de la embarazada o la del feto. En ese caso, lo primero que tendrá que hacer la empresa es estudiar la posibilidad de cambiar el puesto de trabajo a otro que no suponga un riesgo.

Cuando se da esta situación, será la misma trabajadora la que tendrá que comunicar a la Mutua Colaboradora de la Seguridad Social o Entidad Gestora la suspensión de su contrato. Para ello, será necesario que presente la siguiente documentación:

Las empresas podrán bonificarse un 100% de las cuotas empresariales a la seguridad social cuando contraten a una persona que sustituya a la persona de baja. Podrán hacerlo mediante los contratos de interinidad bonificados celebrados con desempleados.

cuando pedir la baja por embarazo

El subsidio por riesgo durante el embarazo es una prestación económica que cubre el periodo de suspensión del contrato de trabajo de las trabajadoras embarazadas, para las que las condiciones de su puesto laboral representan un riesgo para su salud o la del feto, y no se puede adaptar o cambiar.

Para valorar la semana de existencia de riesgo laboral por manipulación manual de cargas se debe tener en cuenta la intensidad (cuántos kilos), la frecuencia (cuántas veces hora) y el tiempo de exposición diaria (cuántas horas día).

Baja por embarazo de alto riesgo 2022

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos