Chistes cortos para niños de preescolar

Chistes cortos para niños de preescolar

Chistes cortos para adultos

Si usted tiene la intención de convertirse en un “inventor” de chistes (para ser contados de forma oral o escrita, aunque puede extenderse a las otras ramas artísticas), ya sea aficionado o profesional, el primer consejo que le doy es básico, fundamental: ¡consuma muchos chistes! Es decir, lea lo más que pueda libros de chistes, o pase horas y horas en Internet buscándolos y disfrutándolos. Mire o escuche hasta el cansancio a los chistosos profesionales en discos, radio y televisión, y también en videos en Internet, como dije.

Ojo, me refiero a chistes de situaciones, de breves historias, porque un chiste pueden ser también un silencio, un dibujo, un movimiento, una desafinación, un tropiezo al caminar, una expresión del rostro, una exageración, etcétera, etcétera. Sólo debe cumplir con las condiciones indispensables para un chiste: ser breve, que tenga unicidad y que esté creado con la intención de hacer reír o sonreír.

Otra forma de crear chistes es a través de la fórmula: “que pasaría si…” Ejemplo, tome una idea cualquiera y comience a ver todas las aristas posibles de que sucedan cosas risibles con eso de “y si pasa esto, si ocurre lo otro, si el personaje pensara o actuara así o asao”.

chistes para niños graciosos

Puede que tu hijo o hija tenga un cumple cercano con sus amigos de clase y quiera llevar un par de chistes buenos en la recámara para hacer reír un rato a su amiguetes, o que vayáis a comer el próximo fin de semana con la familia y pueda convertir la sobremesa en un show de chistes infantiles graciosos.

No lo decimos nosotros, lo dicen los científicos y psicólogos que durante siglos han estudiado el comportamiento del cerebro para comprender por qué reímos y por qué hay gente que sabe contar chistes con mayor habilidad que otra, o gente que no se ríe ni haciéndola cosquillas o con el mejor de los chistes.

100 chistes para niños

3. La madre de Jaimito está hablando con una amiga y le dice:    – Pues a mi hijo Jaimito le gusta mucho bailar y cantar, y de mayor quiere dedicarse a una de esas dos cosas.    A lo que la amiga le contesta:    – Pues yo creo que debería elegir el baile.    – ¿Por qué? ¿Le has visto bailar?     – No, ¡¡pero le he oído cantar!!!

4. Va Jaimito a su madre y le pregunta:    – Mami, mami, ¿los caramelos de chocolate caminan por la pared?    – Pues no, Jaimito. Los caramelos no caminan.     – Ah, vale… pues entonces me he comido una cucaracha.

8. Una noche de verano Jaimito no se puede dormir y le dice a su padre:    – Papá, papá, ¡los mosquitos me quieren picar!    Y su padre le responde:    – Pues apaga la luz.    Al rato entra una luciérnaga por la ventana y Jaimito se levanta corriendo y furioso, y le dice a su padre:    – Papá, papá, ¡los mosquitos me vienen a picar con linternas!

9.  Un día los Reyes le trajeron una bicicleta a Jaimito.     Jaimito le dice a su mamá:    – Mira mamá, ¡voy con una mano!    Al rato, le vuelve a decir:    – Mira mamá, ¡voy sin manos!    Al rato le dice de nuevo:    – Mira mamá, ¡voy sin dientes!

Chistes cortos para niños de preescolar 2021

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos