Historias de miedo cortas para niños

Historias de miedo cortas para niños

Cuentos de terror para adultos

Una vez hechas las presentaciones te voy a contar lo que sucedió un cálido día de verano en el maravilloso lugar donde habitaban. Resulta que estaban las tres truchas nadando tan felices  cuando, de repente, se vieron sobresaltadas por la presencia de un hombre.  Era la primera vez que un ser tan raro y tan grande ponía un pie en ese territorio, por lo que ninguna sabía qué hacía allí ni cuáles eran sus intenciones. Ante esta  desconocida situación, cada una reaccionó de una forma particular.

Demostrando grandes dotes de actriz se colocó boca arriba con el vientre mirando al cielo, giró los ojos para ponerlos en  blanco, y estiró las aletas para parecer un animal sin vida. ¡Fingía tan bien que la verdad es que daba penita verla!

Previsora y Pensadora lograron escapar, pero ¿qué le sucedió a Perezosa?  Como era de esperar no se preocupó por nada y siguió holgazaneando como si con ella no fuera la cosa.  Ni se imaginó el peligro, ni tomó precauciones, ni se paró a pensar en nada de nada. Inevitablemente, cayó en las redes del pescador.

hansel and gretel

La reacción del inocente animal al escuchar los gritos también fue de campeonato. Al primer alarido dio un bote que casi tocó el techo; inmediatamente después salió disparado a esconderse en el primer sitio que encontró, y este fue… ¡la cama de Laura! Sin saber dónde se estaba metiendo, saltó al colchón y se deslizó entre las sábanas, completamente aturdido y desorientado.

– ¡Mamita, no sabes lo mal que lo he pasado! Salí a buscar algo para comer y no sé cómo acabé en un lugar donde había un monstruo enorme que no hacía más que gritar. ¡Ha sido la peor experiencia de toda mi vida!

El ratoncito aceptó con mucho agrado la pastilla de chocolate que le regaló su madre y comenzó a roerla. Durante un ratito disfrutó como nunca el delicioso sabor a cacao azucarado que tanto le entusiasmaba. Sin darse cuenta, se fue tranquilizando y empezó a bostezar.

historias de terror para niños de 5 a 6 años

Durmió del tirón y, al despertar, le sorprendió que el perro no se hubiera cansado de lamerle la mano en toda la noche. O eso creía: al abrir los ojos, encontró al perro muerto sobre el suelo de la habitación. Bajo la cama, un hombre seguía lamiéndole la mano.

Una de las chicas se burló de aquella idea, así que las otras la desafiaron a que se levantara y fuera a visitar la tumba. Como prueba de que había ido, tenía que clavar una estaca de madera sobre la tierra de la tumba. La chica se fue y sus amigas apagaron la luz otra vez y esperaron a que volviera.

La canguro está verdaderamente asustada. Llama a la policía y denuncia las llamadas amenazadoras. La policía pide que, si vuelve a llamar, intente distraerle al teléfono para que les de tiempo a localizar la llamada.

Como era de esperar, el hombre llama de nuevo a los pocos minutos. La canguro le suplica que la deje en paz, y así le entretiene. Él acaba por colgar. De repente, el teléfono suena de nuevo, y a cada timbrazo el tono es más alto y más estridente. En esta ocasión, es la policía, que le da una orden urgente: “¡Salga de la casa inmediatamente! ¡Las llamadas vienen del piso de arriba!”.

historias de terror cortas para no dormir

Las historias de miedo son perfectas para contar en Halloween y sobre todo, son ideales en una noche de campamento ¿quién no ha contado historias para no dormir cuando se ha ido de campamento o a pasar la noche con sus amigos?

Aunque podemos definirlo como género literario a partir de las novelas de índole gótica que se escribieron a partir de 1764 (podemos considerar «El castillo de Otranto» como un relato precursor de este tipo de literatura) lo cierto es que históricamente tiene sus raíces en el folclore tradicional de todas las culturas y civilizaciones. El miedo es protagonista de ellas, así como todo lo que puede generarlo: bestias, rituales o maldiciones.

Historias de miedo cortas para niños of the moment

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos