Judias verdes de bote con jamon

Judias verdes de bote con jamon

Ensalada de judías verdes y patatas

Esta misma preparación puedes hacerla pero con alcachofas. Las alcachofas con jamón son todo un clásico, y podrá seguir esta receta de igual forma, pero recordando que las alcachofas deberás cocerlas menos tiempo que las judías (unos 15-20 minutos).

El jamón serrano no hace falta que sea de gran calidad, ya que sería una lástima desperdiciar un buen jamón echándolo a la sartén. Además es mejor que el jamón esté lo más tierno posible, porque si está demasiado curado podría pasar de sal el plato.

judías con jamón y huevo

Esta misma preparación puedes hacerla pero con alcachofas. Las alcachofas con jamón son todo un clásico, y podrá seguir esta receta de igual forma, pero recordando que las alcachofas deberás cocerlas menos tiempo que las judías (unos 15-20 minutos).

El jamón serrano no hace falta que sea de gran calidad, ya que sería una lástima desperdiciar un buen jamón echándolo a la sartén. Además es mejor que el jamón esté lo más tierno posible, porque si está demasiado curado podría pasar de sal el plato.

tiempo de cocción judías verdes

Las judías verdes que tenemos que escoger deben ser en tono verde brillante y además que no tengan demasiada dureza en el tacto. Una vez las tengamos, lo más adecuado es guardarlas en una bolsa o recipiente perforado en la parte de debajo de nuestra nevera.

Independientemente de la receta que hayamos escogido. Hay un paso clave que debemos seguir para elaborar esta receta. Si hemos comprado las judías verdes frescas habrá que dejarlas en agua para que se limpien y a continuación, hay que cortarlas en trozos quitándoles los hilos de los lados. Una vez que estén troceadas ya puedes hacer judías verdes rehogadas.

En el caso de que tengas no tengas mucho tiempo de preparar las judías verdes, te aconsejamos que utilices judías verdes en conserva. Con escurrir el recipiente donde viene la hortaliza y rehogarlas con el resto de ingredientes ya las tienes listas para comer y además, es una receta fácil y rápida de hacer.

ensalada judías verdes

Las judías verdes que tenemos que escoger deben ser en tono verde brillante y además que no tengan demasiada dureza en el tacto. Una vez las tengamos, lo más adecuado es guardarlas en una bolsa o recipiente perforado en la parte de debajo de nuestra nevera.

Independientemente de la receta que hayamos escogido. Hay un paso clave que debemos seguir para elaborar esta receta. Si hemos comprado las judías verdes frescas habrá que dejarlas en agua para que se limpien y a continuación, hay que cortarlas en trozos quitándoles los hilos de los lados. Una vez que estén troceadas ya puedes hacer judías verdes rehogadas.

En el caso de que tengas no tengas mucho tiempo de preparar las judías verdes, te aconsejamos que utilices judías verdes en conserva. Con escurrir el recipiente donde viene la hortaliza y rehogarlas con el resto de ingredientes ya las tienes listas para comer y además, es una receta fácil y rápida de hacer.

Judias verdes de bote con jamon on line

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos