Lagrimitas de pollo crujientes

Lagrimitas de pollo crujientes

Solomillo al whisky

Te mostramos algunos de los mejores restaurantes y chiringuitos donde comer en Punta Umbría para que puedas disfrutar de la buena comida en este municipio onubense. Punta Umbría se caracteriza por sus …

Hacer aceite picante y emplearlo en tus platos resulta una alternativa perfecta para aquellos que busquen dar un toque de rock&roll a muchas de sus recetas de cocina en las que se emplee el aceite. Po …

El milhojas de crema es nuestro postre favorito. Tanto es así que siempre que vamos a comer a un  restaurante y vemos que en su carta de postres aparece el milhojas, no podemos resistirnos a pedirlo y …

Estas lagrimitas de pollo están muy buenas como tapas o plato principal, lo mejor es que son muy fáciles de hacer. Ingredientes para las lagrimitas de pollo: 1 Pechuga de pollo. Zumo de limón. Sal. Pimienta. Harina. Huevo. Pan rallado. Cortamos la pechuga de pollo en tiras del grosor que más nos guste y las tiras las cortamos en dos. Salpimentamos y cubrimos de zumo, dejando macerar 30-40 mi …

buffalo wingchicken

En determinadas ocasiones realizamos filetes o pechugas de pollo empanadas con tan sólo huevo y pan rallado. Sin embargo, hoy os damos un truco para que esos filetes y pechugas estén mucho más crujientes y tengan un sabor distinto, convirtiéndose en un gran bocado.

En tan sólo media hora tendréis una tapa, montadito o un entrante caliente para aquellos días en los que no te apetece cenar o comer tanto. O bien, para cuando llegan los amigos y deseamos sorprenderles con un temtempié algo distinto.

En primer lugar, tendremos que triturar los kikos. Para ello, utilizaremos o la termomix o la picadora, pero sino tenéis estos aparatos, ayudaros con el mortero de toda la vida. Debe de quedar un polvo fino, aunque algunos cachos no importa que queden muy grandes.

cazón en adobo

En determinadas ocasiones realizamos filetes o pechugas de pollo empanadas con tan sólo huevo y pan rallado. Sin embargo, hoy os damos un truco para que esos filetes y pechugas estén mucho más crujientes y tengan un sabor distinto, convirtiéndose en un gran bocado.

En tan sólo media hora tendréis una tapa, montadito o un entrante caliente para aquellos días en los que no te apetece cenar o comer tanto. O bien, para cuando llegan los amigos y deseamos sorprenderles con un temtempié algo distinto.

En primer lugar, tendremos que triturar los kikos. Para ello, utilizaremos o la termomix o la picadora, pero sino tenéis estos aparatos, ayudaros con el mortero de toda la vida. Debe de quedar un polvo fino, aunque algunos cachos no importa que queden muy grandes.

wikipedia

Su famosa fórmula KFC dejó de ser un secreto en 1983, cuando el escritor Willian Poundstone desveló el método de preparación original en su libro Big Secrets. A partir del documento de la patente de la receta se puede preparar en casa casi tal cual como en sus restaurantes.

Aunque no podamos hacer en casa exactamente el mismo pollo que podemos comer en los locales de esta cadena. Creo que por ahora freír a presión no está dentro mis posibilidades. Pero si podemos preparar una receta que se le asemeja mucho y que igualmente está para chuparse lo dedos. Recomiendo que probéis la receta en casa, está increíble. En casa la preparamos casi tanto como el pollo al ajillo o el pollo en pepitoria.

Lagrimitas de pollo crujientes of the moment

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos