Lubina a la sal tiempo horno

Lubina a la sal tiempo horno

Lubina a la sal in english

Preparar el pescado a la sal tiene algo mágico. Eso de enterrar el pescado bajo una costra de sal y que se cocine a la perfección me encanta. Hoy quiero contaros cómo hacer la lubina a la sal y dos trucos para que salga perfecta, y así los que nunca os hayáis animado a prepararla de esta forma, lo hagáis pronto.

Seguro que cuando probéis esta receta con lubina, -o también con dorada o besugo- y comprobéis lo sencillo que resulta usar esta técnica y ejecutar los trucos, vais a utilizarla con mucha frecuencia. Cuando la prueben en casa todos os pedirán que la hagáis una y otra vez, por lo seguro que usaréis esta forma de cocinar muy a menudo. El resultado vale la pena, os lo aseguro.

Este truco sirve para verificar que está en su punto. Como con el pescado a la sal no podemos comprobar el punto, podemos tirar de la cola. Si sale o se desprende, sacamos del horno el pescado que ya está, si no sale, es que le falta un poco.

Cuando hayas terminado de cubrir la lubina con la sal, marca su silueta con un cuchillo, -sin llegar al pescado- y hornea tal como se ha indicado. Cuando la lubina esté en su punto, clava el cuchillo en la hendidura y podrás retirar la tapa de una sola pieza, sin que se manche nada ni se llene el comedor de sal. Fíjate en las imágenes.

lubina al horno tiempo por kilo

La lubina es junto con el bacalao, la pescadilla, la perca y la raya uno de los pescados blancos más magros, dado que apenas aporta 1,3 gramos de grasa por 100 gramos. A esto se une su elevado contenido en proteínas de alto valor biológico frente a la mayoría de pescados, así como de vitaminas y minerales. Por ello, se considera un alimento muy nutritivo. Su carne supone un aporte interesante de potasio, fósforo y hierro; y moderado de sodio y magnesio, comparado con el resto de pescados frescos. Entre las vitaminas, merece mención especial las del grupo B, cuyo contenido en la lubina es superior respecto a otros pescados.

Si nunca habéis preparado pescado a la sal podéis pensar que es complicado, pero nada más lejos de la realidad, es increíblemente sencillo siguiendo unas normas básicas, en las que resulta clave la preparación en la pescadería, ya que al pedir el pescado debéis decir que os lo limpien para hacerlo a la sal, de esta forma no entrará la sal dentro del pescado (lo cual lo haría incomible), pero sí estará limpio de vísceras al abrirlo, por lo que os resultará muy sencillo servirlo.

lubina al horno con verduras

La lubina a la sal es uno de las recetas más clásica de navidad. Tenemos la costumbre de realizarla en grandes ocasiones pero os animo a que la cocinéis más a menudo ya que es una forma sana y deliciosa de tomar la lubina.

También podemos cocinar a la sal una gran cantidad de alimentos, desde cualquier pescado como la dorada o el besugo hasta el pollo a la sla que sale delicioso y tierno. Recordad que no solo es una receta de navidad por lo que la podemos hacer todas las veces que queramos para llevar una dieta equilibrada por que no tiene nada de grasa.

Es importante que cuando la pidáis en la pescadería digáis que es para la sal, así el pescadero sabrá que solo tiene que destriparla pero no abrirla. Si la hubiéramos abierto corremos el riesgo de que se nos quede muy salada porque le toca la sal directamente al pescado y además con la ayuda de la piel y de las escamas evitamos que ocurra eso.

lubina a la espalda

La lubina a la sal es uno de las recetas más clásica de navidad. Tenemos la costumbre de realizarla en grandes ocasiones pero os animo a que la cocinéis más a menudo ya que es una forma sana y deliciosa de tomar la lubina.

También podemos cocinar a la sal una gran cantidad de alimentos, desde cualquier pescado como la dorada o el besugo hasta el pollo a la sla que sale delicioso y tierno. Recordad que no solo es una receta de navidad por lo que la podemos hacer todas las veces que queramos para llevar una dieta equilibrada por que no tiene nada de grasa.

Es importante que cuando la pidáis en la pescadería digáis que es para la sal, así el pescadero sabrá que solo tiene que destriparla pero no abrirla. Si la hubiéramos abierto corremos el riesgo de que se nos quede muy salada porque le toca la sal directamente al pescado y además con la ayuda de la piel y de las escamas evitamos que ocurra eso.

Lubina a la sal tiempo horno online

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos