Menú semanal saludable familiar

Menú semanal saludable familiar

Menú semanal saludable para bajar de peso

Congelar es una de las mejores formas de ahorrar con la comida. Si esta semana toca cocinar un guiso, deberías preparar cantidad suficiente como para poder congelar lo que sobre y “ganar” una comida extra para otro día. Este gesto tan sencillo te permitirá ahorrar tiempo, dinero y consumo energético.
Los alimentos de temporada no solo son los más sanos posibles, sino también los más económicos. Si incorporas las frutas, verduras y hortalizas típicas de cada temporada a tu cesta de la compra el ahorro será notable. Por ejemplo, ahora que estamos en invierno, cítricos al poder: naranjas, mandarinas, pomelos, limas…
La mayoría de los alimentos procesados no son recomendables. Si quieres que la alimentación de tu familia sea saludable debes evitar su consumo en la medida de lo posible. Refrescos, patatas fritas, hamburguesas de comida rápida, carnes procesadas, bollería, salsas, galletas… ¿De veras necesitas comer eso?

menú semanal vegetariano

Estos ejemplos de desayunos y meriendas son para toda la familia y deben variarse, es decir que lo mejor es no optar todos los días por el mismo desayuno y merienda para poder comenzar la jornada con energía. Las meriendas evitan además que pasen muchas horas entre una comida y otra.
Esta distribución diaria que debe incluir alimentos variados de todos los grupos -como por ejemplo cereales y legumbres, que aportan además de vitaminas y minerales energía y fibra; verduras y frutas que aportan agua, fibra, vitaminas y minerales; leche, yogur y queso que aportan esencialmente proteínas y calcio; carnes y huevos que son fuente de hierro y proteínas; aceites y grasas fuente de vitamina E y energía, y dulces que también aportan energía- evita que el organismo sufra del estrés que se produce por falta de energía cuando se pasan muchas horas sin comer.
Una alimentación saludable se caracteriza por ser variada, completa, adecuada y armoniosa. Es decir que debe aportar alimentos de todos los grupos mencionados en la gráfica de la alimentación saludable, en cantidades adecuadas para cada individuo y con una proporción equilibrada de hidratos de carbono, grasas y proteínas (50 a 60 por ciento, 25 a 35 por ciento y 10 a 20 por ciento respectivamente).

menú saludable

2-3 raciones día (depende de la edad y la situación fisiológica) por ejemplo, un hombre adulto necesitaría dos raciones diarias, que podría consumir a lo largo del día, en cambio un adolescente, necesitaría unas 4 raciones diarias, de consumo en desayuno, merienda y cena preferiblemente.
Las raciones de cereales preferiblemente integrales (2-3 al día) se recomiendan consumir durante la primera mitad del día, principalmente en desayuno y comida, ya que son alimentos ricos en carbohidratos de lenta absorción, cuya energía iremos utilizando a lo largo del día.
Para las cenas que siempre es lo más complicado, podéis comer las sobras de la comida, alternándolas por días. Recordar que un plato cocinado suele durar de 3 a 5 días en la nevera, a excepción de arroz (2 días), pescados y platos con marisco (1-2 días) o platos con alimentos crudos como preparaciones con huevo crudo (1 día).
Es una forma muy saludable, rápida y sencilla de cocinar cualquier alimento: carne, pescados, mariscos, verduras, etc. Suele ser la opción principal si queremos bajar peso y/o no introducir grasa en exceso con las comidas.

menú semanal saludable y económico

Unas berenjenas rellenas de pollo son un segundo plato de escándalo, que os hará quedar de lujo en cualquier comida. Estamos ante una receta de cocina muy sencilla, apenas contiene 4 ingredientes principales.
No sé qué tienen las recetas con berenjena que siempre triunfan allí donde se ponen, aunque se me ocurren un par de razones: son recetas muy sencillas y deliciosas. Además se puden hacer berenjenas rellenas de muchísimas cosas y con esto quiero poneros a prueba.
Cómo hacer flan de coco y leche condensada. El postre casero que os traigo el día de hoy, os va a poner una cara parecida a ese emoticono que tiene corazones en los ojos. Solo de ver que tiene leche condensada a algunos y algunas ya se les hará la boca agua; el hecho de que sea un flan, terminará de convencer a quien esté indeciso; y ya que tenga sabor a coco, es la rematadera. No sé si habrá alguien a quien no le guste este postre, pero de lo que sí estoy seguro, es de que le voy a poner muy difícil resistirse a probarlo.

Menú semanal saludable familiar of the moment

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos