Pan casero con harina de fuerza

Pan casero con harina de fuerza

Pan español receta

Agua, harina, levadura y sal, estos son los cuatro ingredientes básicos del pan. La fórmula para hacer un buen pan es tan sencilla como mezclar estos ingredientes en su proporción justa, hacer una masa, dejar fermentar y ¡al horno! Parece fácil… (más si tienes un robot de cocina) hasta que te metes en harina, nunca mejor dicho.

El movimiento panarra resuena cada vez con más fuerza y cada día son más personas las que se atreven a empezar a hacer su propio pan. La realidad es que, a priori, hacer pan en casa es sencillo, pero si no sabes determinadas cosas los resultados de los primeros intentos pueden acabar en desastre absoluto.

El primer punto en el que hay que prestar mucha atención es en los ingredientes. ¿Qué puede salir mal con esos cuatro ingredientes base? Pues muchas cosas. Después de descubrir que la levadura que hace falta no tiene nada que ver con la que usamos habitualmente en los bizcochos, hay que fijarse en el otro ingrediente conflictivo: la harina.

La harina es el polvo que resulta de moler una determinada semilla de un cereal, en este caso el trigo, que es la harina en la que nos vamos a centrar. La fuerza de una harina es básicamente su contenido en gluten (un tipo de proteína). A mayor cantidad de gluten, más fuerza y más capacidad tendrá la masa de aguantar la presión del gas que genera la fermentación.

pan con levadura

Hacía tiempo que nos habían hablado de la harina de fuerza de Aragonesa de Harinas que se vende en Mercadona, al parecer, a algunos centros ha llegado recientemente. Hace unos días la vimos y metimos un paquete en el carro para probarla, así que hoy hemos hecho la primera prueba con este pan con harina de fuerza de Mercadona.

Sobre el tema de la harina de fuerza tenemos pendiente uno o varios posts, pues es un tema muy complejo, pero a groso modo, casi todo el mundo se fija en las proteínas de la harina para definir si es de fuerza o si sirve para hacer pan. Hay otros parámetros que definen mucho mejor si con ella se puede elaborar un buen pan, a veces desconocidos incluso por los que nos venden las harinas, pero intentaremos hablaros de ello en breve.

Volviendo a este pan con harina de fuerza y al dato proteínico mencionado, la harina de fuerza Aragonesa que ofrecen en estos supermercados contiene un 12% de proteína, por lo que se puede considerar una harina panificable.

Como se puede apreciar en las imágenes, el pan apenas ha subido, a pesar de que sí ha aumentado su volumen, lo ha hecho principalmente a lo ancho. Pero empecemos por la elaboración de la masa, para lo que utilizamos la Thermomix, mezclando todos los ingredientes como hacemos normalmente y amasando unos 7 minutos para dar tiempo a que el gluten se empiece a desarrollar. La primera impresión fue que era una harina con buena absorción de líquido, la masa se despegaba de las paredes, aunque resultaba algo pegajosa.

pan casero con levadura seca

Agua, harina, levadura y sal, estos son los cuatro ingredientes básicos del pan. La fórmula para hacer un buen pan es tan sencilla como mezclar estos ingredientes en su proporción justa, hacer una masa, dejar fermentar y ¡al horno! Parece fácil… (más si tienes un robot de cocina) hasta que te metes en harina, nunca mejor dicho.

El movimiento panarra resuena cada vez con más fuerza y cada día son más personas las que se atreven a empezar a hacer su propio pan. La realidad es que, a priori, hacer pan en casa es sencillo, pero si no sabes determinadas cosas los resultados de los primeros intentos pueden acabar en desastre absoluto.

El primer punto en el que hay que prestar mucha atención es en los ingredientes. ¿Qué puede salir mal con esos cuatro ingredientes base? Pues muchas cosas. Después de descubrir que la levadura que hace falta no tiene nada que ver con la que usamos habitualmente en los bizcochos, hay que fijarse en el otro ingrediente conflictivo: la harina.

La harina es el polvo que resulta de moler una determinada semilla de un cereal, en este caso el trigo, que es la harina en la que nos vamos a centrar. La fuerza de una harina es básicamente su contenido en gluten (un tipo de proteína). A mayor cantidad de gluten, más fuerza y más capacidad tendrá la masa de aguantar la presión del gas que genera la fermentación.

como hacer harina de fuerza

Hacía tiempo que nos habían hablado de la harina de fuerza de Aragonesa de Harinas que se vende en Mercadona, al parecer, a algunos centros ha llegado recientemente. Hace unos días la vimos y metimos un paquete en el carro para probarla, así que hoy hemos hecho la primera prueba con este pan con harina de fuerza de Mercadona.

Sobre el tema de la harina de fuerza tenemos pendiente uno o varios posts, pues es un tema muy complejo, pero a groso modo, casi todo el mundo se fija en las proteínas de la harina para definir si es de fuerza o si sirve para hacer pan. Hay otros parámetros que definen mucho mejor si con ella se puede elaborar un buen pan, a veces desconocidos incluso por los que nos venden las harinas, pero intentaremos hablaros de ello en breve.

Volviendo a este pan con harina de fuerza y al dato proteínico mencionado, la harina de fuerza Aragonesa que ofrecen en estos supermercados contiene un 12% de proteína, por lo que se puede considerar una harina panificable.

Como se puede apreciar en las imágenes, el pan apenas ha subido, a pesar de que sí ha aumentado su volumen, lo ha hecho principalmente a lo ancho. Pero empecemos por la elaboración de la masa, para lo que utilizamos la Thermomix, mezclando todos los ingredientes como hacemos normalmente y amasando unos 7 minutos para dar tiempo a que el gluten se empiece a desarrollar. La primera impresión fue que era una harina con buena absorción de líquido, la masa se despegaba de las paredes, aunque resultaba algo pegajosa.

Pan casero con harina de fuerza of the moment

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos