Pastel de castañas sin horno

Pastel de castañas sin horno

Castañas cocidas

He de decir que la fotografía no le hace la justicia que debiese, pero entre que el día estaba nublado y como el Sol no tenía mucha pinta de querer aparecer y tampoco íbamos a estar esperando pues… la hice tal cual. Aunque, como era previsible, despejó apenas nos terminamos de comer las porciones, o sea que media tarta ya no estaba en el molde ni en los platos.

Cuando hierva, agregamos poco a poco la mezcla anterior y removemos constantemente con unas varillas hasta que vuelva a hervir. Cuando lo haga, apartamos unos segundos del fuego y volvemos a poner un minuto más. Apagamos y dejamos un momento que temple.

bizcocho de castañas y nueces

He de decir que la fotografía no le hace la justicia que debiese, pero entre que el día estaba nublado y como el Sol no tenía mucha pinta de querer aparecer y tampoco íbamos a estar esperando pues… la hice tal cual. Aunque, como era previsible, despejó apenas nos terminamos de comer las porciones, o sea que media tarta ya no estaba en el molde ni en los platos.

Cuando hierva, agregamos poco a poco la mezcla anterior y removemos constantemente con unas varillas hasta que vuelva a hervir. Cuando lo haga, apartamos unos segundos del fuego y volvemos a poner un minuto más. Apagamos y dejamos un momento que temple.

tarta de la abuela

Hasta ahora has puesto todo en baklava y siempre ha sido excelente, pero ¿el baklava tolerará la amapola y la amapola amará el baklava? No lo sabrá hasta que lo pruebe, y dado que algunos de nosotros ya nos hemos convencido de esto muchas veces, aquí está la receta.

Fino y chocolate: no puedes obtener una mejor invitación a un postre. Combinado con el aroma de naranja y mermelada de melocotón fino, este pastel será un final fantástico para cualquier ocasión festiva.

Rollos imaginativos, apilados con filetes de pollo, queso y tocino y asados ​​a la parrilla son un verdadero manjar para el paladar gourmet. Si los sirve con puré de papas al horno cubierto con crema agria, el efecto será completo. ¡Buen apetito!

El antiguo plato soparnik se remonta a la época anterior a los turcos, y lo perfeccionaron en Poljice dálmata. Originalmente se preparaba en tablas de madera redondas y se horneaba en una chimenea, pero esta receta está adaptada para su preparación en el horno.

cómo pelar castañas

En un par de semanas no tendré ni KitchenAid, ni Nutribullet, ni horno. No sé si compraré una batidora de mano, todo dependerá de las necesidades… Pero mientras pueda hacer un bizcocho tan rico como éste, sólo con un bol y una cuchara (la batidora de brazo es optativa), estaré feliz

La receta es perfecta para un molde redondo de 20cm de diámetro. Si tenéis uno más grande, tendréis que adaptar las cantidades. Tenéis que usar un molde apto para el microondas, para mí la silicona es lo mejor, ya que permite no usar papel y se despega perfectamente.

Engrasar el molde (aunque sea de silicona, es importante). Uso un spray especial para pastelería pero podéis usar aceite vegetal o mantequilla. Verter la masa y poner 6 minutos en el microondas a 750W.

El bizcocho no colorea como en un horno tradicional. Cuando lo tocáis estando caliente, se pega un poco a los dedos. Un palito introducido en el centro sale sin masa cruda, a lo mejor con un poco de miga. Los bordes se separan del molde.

Dejar el bizcocho unos 5-10 minutos en el molde, y luego podéis desmoldar en un plato. Como lo quería conservar hasta el día siguiente, lo he envuelto en papel film. Se queda muy esponjoso, es una pasada. Incluso se puede congelar, y si se deja descongelar toda la noche a temperatura ambiente está perfecto.

Pastel de castañas sin horno online

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos