Pollo al horno con cebolla

Pollo al horno con cebolla

Pollo al horno con limón

Siempre que deseches la piel, el pollo es una de las carnes menos grasientas que puedes encontrar en el mercado. Y resulta delicioso si, como en nuestro pollo asado con cebollas, lo elaboras al horno junto con verduras y especias.
Así no requiere tanta grasa como cuando lo cocinas al fuego y, en cambio, queda mucho más jugoso. Un plato sofisticado pero ligero, que te dejará satisfecha y que queda de maravilla como plato de fiesta.
Para restarle calorías, puedes retirarle la piel al pollo, prescindir de la mantequilla sustituyéndola por aceite de oliva, y no aprovechar los jugos de cocción para hacer la salsa, ya que allí es donde se concentran todas las grasas que habrá ido soltando el pollo.

pollo al horno con papas doradas

Pelamos las patatas, las lavamos y las cortamos en rodajas no muy finas ni gruesas para que la receta de pollo al horno se cocine más rápido. Las disponemos en una bandeja de horno con sal, pimienta negra molida y un chorro de aceite de oliva.
Colocamos las piezas de pollo sobre las verduras, salpimentamos y hacemos unos cortes para que la carne se cocine antes. Rociamos un poco de aceite de oliva sobre el pollo y metemos el pollo con patatas al horno a 190 ºC durante 12-14 minutos.
Pasado ese tiempo, sacamos el pollo con patatas y verduras del horno y agregamos la cerveza. Movemos la bandeja para que se extienda la cerveza (con cuidado de no quemarnos) y volvemos a meter al horno a 175 ºC durante 40-45 minutos.
Si os ha gustado esta receta de pollo al horno con patatas y cebolla, seguro que también os encantará el pollo al horno con patatas y alcachofas y el pollo al horno con limón y ajo. ¡Esperamos vuestras fotos y comentarios!

pechuga de pollo al horno

Asado, a la parrilla, rebozada, a la plancha… ¡el pollo nos gusta de todas formas! Hoy te traemos una receta jugosa y deliciosa que tiene como protagonista este ingrediente tan versátil de nuestra cocina ¡Toma nota!
¿Estás preparando esta receta para una ocasión especial y quieres lucirte tanto con el sabor como con la presentación? Prueba con esta variación de la receta en lugar de cortar las patatas a rodajas, córtalas al estilo hasselback y te quedará una presentación con más volumen y más impresionante en el plato.
Para preparar las patatas hasselback empieza lavando y secando las patatas con piel. Pon un utensilio de cocina plano a cada lado del largo de la patata, como una cuchara o un cuchillo de mesa, y usa esas guías para hacer cortes profundos en las patatas sin llegar a cortar totalmente las rodajas de la base. Colocalas en la bandeja de horno siguiendo el resto de la receta como está descrita, teniendo en cuenta que las patatas tengan aceite y especies entre las capas de patata.

pollo al horno receta mexicana

Siempre que deseches la piel, el pollo es una de las carnes menos grasientas que puedes encontrar en el mercado. Y resulta delicioso si, como en nuestro pollo asado con cebollas, lo elaboras al horno junto con verduras y especias.
Así no requiere tanta grasa como cuando lo cocinas al fuego y, en cambio, queda mucho más jugoso. Un plato sofisticado pero ligero, que te dejará satisfecha y que queda de maravilla como plato de fiesta.
Para restarle calorías, puedes retirarle la piel al pollo, prescindir de la mantequilla sustituyéndola por aceite de oliva, y no aprovechar los jugos de cocción para hacer la salsa, ya que allí es donde se concentran todas las grasas que habrá ido soltando el pollo.

Pollo al horno con cebolla 2022

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos