Receta de pastel de pescado

Receta de pastel de pescado

Flan de pescado

Y es que, como te iba diciendo, esto de comer pescado a veces resulta difícil, debo decir que a mi me encanta y como siempre he vivido en poblaciones costeras, ha formado parte de mi dieta y de la de mi familia desde que tengo uso de razón.

El pescado fresco de proximidad necesita pocos adornos, a la plancha, al vapor, frito, al horno, hay mil maneras de prepararlo sin necesidad de elaborarlo demasiado para que el pescado en sí mismo sea el protagonista.

Para hacer este plato no es necesario que compres pescado fresco puedes usar pescado congelado que sea de buena calidad, de esta forma te puede resultar más sencillo tenerlo a punto cuando te apetezca hacerlo.

Si, como yo, vives en un sitio de costa y tienes fácil acceso a pescado fresco a buen precio, perfecto, pero ya te digo que no es tan importante, lo vas a tener que desmigar y mezclar con el resto de ingredientes, así que lo importante es su sabor y no tanto su textura.

pastel de merluza y gambas

Cuando pensamos en pastel de pescado rápidamente nos viene a la cabeza el pastel de cabracho que tan famoso es en toda la cornisa Cantábrica, desde el País Vasco hasta Asturias, pero en realidad no sólo de cabracho (o cabrarroca) vive el pastel de pescado sino que se puede preparar con casi cualquier pescado, sobre todo si hablamos de los blancos.

La merluza es perfecta pero también la corvina, la lubina, la dorada o peces más desconocidos como el verrugato, el bocinegro o la vieja canaria. ¡O una mezcla de todos ellos! Esta receta es perfecta para aprovechar también todos los restos de pescados que haya en el congelador y que acaben en un delicioso y untuoso pastel de pescado.

Mientras tanto, en una olla con un poco de agua poner a hervir el verde del puerro y sal. Cuando esté hirviendo a borbotones incorporar el pescado, apagar el fuego inmediatamente y tapar. Dejar reposar 10 minutos y después colar el pescado y con cuidado de no quemarnos, desmigarlo someramente.

Preparar el horno a 180ºC con una bandeja de agua en su interior, dentro de la cual tendrá que poder caber nuestro pastel de pescado. Lo ideal es contar con un termómetro de horno que nos marque la temperatura del agua constanmente, así saldrá el pescado absolutamente perfecto. Pero con las temperaturas que aquí os marco y los tiempos debería quedaros casi igual de bien.

pudin de pescado

Y es que, como te iba diciendo, esto de comer pescado a veces resulta difícil, debo decir que a mi me encanta y como siempre he vivido en poblaciones costeras, ha formado parte de mi dieta y de la de mi familia desde que tengo uso de razón.

El pescado fresco de proximidad necesita pocos adornos, a la plancha, al vapor, frito, al horno, hay mil maneras de prepararlo sin necesidad de elaborarlo demasiado para que el pescado en sí mismo sea el protagonista.

Para hacer este plato no es necesario que compres pescado fresco puedes usar pescado congelado que sea de buena calidad, de esta forma te puede resultar más sencillo tenerlo a punto cuando te apetezca hacerlo.

Si, como yo, vives en un sitio de costa y tienes fácil acceso a pescado fresco a buen precio, perfecto, pero ya te digo que no es tan importante, lo vas a tener que desmigar y mezclar con el resto de ingredientes, así que lo importante es su sabor y no tanto su textura.

pastel de pescado microondas

Cuando pensamos en pastel de pescado rápidamente nos viene a la cabeza el pastel de cabracho que tan famoso es en toda la cornisa Cantábrica, desde el País Vasco hasta Asturias, pero en realidad no sólo de cabracho (o cabrarroca) vive el pastel de pescado sino que se puede preparar con casi cualquier pescado, sobre todo si hablamos de los blancos.

La merluza es perfecta pero también la corvina, la lubina, la dorada o peces más desconocidos como el verrugato, el bocinegro o la vieja canaria. ¡O una mezcla de todos ellos! Esta receta es perfecta para aprovechar también todos los restos de pescados que haya en el congelador y que acaben en un delicioso y untuoso pastel de pescado.

Mientras tanto, en una olla con un poco de agua poner a hervir el verde del puerro y sal. Cuando esté hirviendo a borbotones incorporar el pescado, apagar el fuego inmediatamente y tapar. Dejar reposar 10 minutos y después colar el pescado y con cuidado de no quemarnos, desmigarlo someramente.

Preparar el horno a 180ºC con una bandeja de agua en su interior, dentro de la cual tendrá que poder caber nuestro pastel de pescado. Lo ideal es contar con un termómetro de horno que nos marque la temperatura del agua constanmente, así saldrá el pescado absolutamente perfecto. Pero con las temperaturas que aquí os marco y los tiempos debería quedaros casi igual de bien.

Receta de pastel de pescado 2022

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos