Receta tocino de cielo arguiñano

Receta tocino de cielo arguiñano

Tocino de cielo sin huevo

Hacía tiempo que teníamos ganas de probar esta receta de tarta capuchina, pero nos frenaba la gran cantidad de yemas que lleva. Afortunadamente, el deseo de prepararla ha sido más fuerte, porque el resultado nos ha entusiasmado. Las claras de huevo que no se usan en la receta se pueden congelar para otra preparación. Es muy práctico usar una cubitera para hacerlo, una clara en cada cavidad, así es fácil saber cuántas claras hay y será más rápido descongelarlas.
El origen de esta tarta se encuentra en los conventos de clausura de las monjas capuchinas (de ahí su nombre), perteneciente a la Orden de las Clarisas por ser su fundadora santa Clara. El ingrediente básico de los dulces de las Clarisas (tocinos de cielo, yemas, capuchinas, etc.) es la yema de huevo, pues existía la tradición de donar una docena de huevos a la Orden para asegurar el buen tiempo en las bodas, evitando así la desgracia de un día lluvioso que además de deslucir el acto traería mala suerte a los novios.
Marcamos unos rombos, perfilándolos con cuidado con un cuchillo de hoja larga. Después, con la parte que no corta de la hoja del cuchillo calentada al fuego, quemamos las líneas que forman los rombos. Guardar en la nevera (unas 12 horas) hasta el momento de servir.

tocino de cielo receta

Hacía tiempo que teníamos ganas de probar esta receta de tarta capuchina, pero nos frenaba la gran cantidad de yemas que lleva. Afortunadamente, el deseo de prepararla ha sido más fuerte, porque el resultado nos ha entusiasmado. Las claras de huevo que no se usan en la receta se pueden congelar para otra preparación. Es muy práctico usar una cubitera para hacerlo, una clara en cada cavidad, así es fácil saber cuántas claras hay y será más rápido descongelarlas.
El origen de esta tarta se encuentra en los conventos de clausura de las monjas capuchinas (de ahí su nombre), perteneciente a la Orden de las Clarisas por ser su fundadora santa Clara. El ingrediente básico de los dulces de las Clarisas (tocinos de cielo, yemas, capuchinas, etc.) es la yema de huevo, pues existía la tradición de donar una docena de huevos a la Orden para asegurar el buen tiempo en las bodas, evitando así la desgracia de un día lluvioso que además de deslucir el acto traería mala suerte a los novios.
Marcamos unos rombos, perfilándolos con cuidado con un cuchillo de hoja larga. Después, con la parte que no corta de la hoja del cuchillo calentada al fuego, quemamos las líneas que forman los rombos. Guardar en la nevera (unas 12 horas) hasta el momento de servir.

tocinillo del cielo con coco

Para eso está la ciencia, para que no nos dejemos llevar por la intuición y destroce tópicos guiados por la falsa percepción. Para empezar, está la famosa paradoja del aire con vapor de agua, que pesa menos que el seco (las moléculas de O2 pesan más que las de H2O); o que el deshielo del polo norte no hace aumentar el nivel del agua (principio de Arquímides); o por qué si hay infinitas estrellas (¿?) el cielo es negro.
En la vida sucede lo mismo, cansados estamos de juzgar a la gente por su aspecto, y yo el primero. Los pliegues de la cara, su apariencia física, su modo de andar, y todo sin habernos parado a charlar ni un segundo. Mitos se han caído con la mirada y otros se han levantado con una palabra. SI me ven correr no se asusten, yo soy así.
Es un horror sentirse utilizado e incomprendido, ¡horror!. Es odioso llegar del trabajo, después de haber dormido sólo cuatro horas y los que han dormido nueve te roban todo tu tiempo y exigen como si también estuvieses de vacaciones. ¿Y cuándo preparo las clases? ¿Cuándo hago mi trabajo? Del estudio ni hablar, de eso ya paso, porque es MÁS IMPORTANTE hacer cosas innecesarias que las necesidades de otros. Sabías que no sería fácil, te lo había prevenido, pero hay que apechugar, ser un poco [email protected], más con sangre de tu sangre.

como se hace el tocinillo del cielo

Dentro de la repostería hay para todos los gustos y si hablamos de postres y dulces tradicionales existe una gran variedad, preparados con ingredientes sencillos y además de forma fácil. Eso si, dentro del dulce hay niveles y sin duda alguna el postre de esta receta es solo apto para los más golosos.
Si te gustan este tipo de postres que se comen con cuchara y tienen textura cremosa seguro que te encantará preparar flan de huevo casero o algunas de sus «primas» italianas las panacotas, como la panacota de plátano con base de brownie de chocolate o la panacota de calabaza con crujiente de galletas y avena.
Para quienes buscan los postres más clásicos, disfruta con nuestra sección de Dulces tradicionales entre los que destacan el arroz con leche, la crema catalana, el Pan de Calatrava o pudin de pan, las torrijas caseras de pan y leche, las torrijas de leche al horno, la Tarta de Santiago, las natillas caseras de huevo, la leche frita o la quesada pasiega. ¿Te animas a prepararlos en casa?

Receta tocino de cielo arguiñano online

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos