Ejemplos de historias de empresas

Ejemplos de historias de empresas

Historia de walmart

En el mundo digital es muy importante que sepas redactar la historia de tu empresa de una forma atractiva. El objetivo es dar a conocer tu trayectoria profesional, así como los valores de tu negocio entre tus clientes potenciales para crear imagen de marca y diferenciarte de la competencia.

Antes de entrar de lleno en cómo redactar la historia de tu empresa, es crucial que sepas por qué debes incluirla en tu web. Tanto en el caso de las tiendas físicas como en el de los e-commerce, la competencia es feroz y esta es una manera de diferenciarte de otras empresas similares.

El usuario puede escoger entre cientos de páginas webs de tu sector, así que hay que buscar mecanismos para atraer a las personas interesadas en tus productos o servicios y hacer que sientan afinidad con tu marca. Contar tu experiencia es un modo de fidelizar a la clientela y lograr que empatice contigo y tu proyecto.

Por lo tanto, este negocio se centra en personas que quieren alquilar un vehículo sin complicaciones. Como ves, el tono del texto es informal porque la meta que se persigue es conectar sobre todo con gente que busque un coche de alquiler para viajar o una furgoneta para mudanzas, por ejemplo.

historia de starbucks

Lo que no saben es que su historia sí que es especial: tiene que ver con sus valores, con sus motivaciones, con aquello que les impulsa a hacer lo que hacen. Con razones y principios que van más allá de su oferta comercial.

Al escribir la historia de tu empresa, cuando hablas sobre ti, en realidad, estás explicando qué es lo que te trajo hasta aquí. Puedes empezar por hacer un relato cronológico. Eso te ayudará a hacerte una primera imagen mental de lo que tienes para contar.

Pero, a partir de allí, es cuando empieza a activarse la magia de las palabras. De descubrir cuáles han sido los hitos que captarán la atención de tu cliente ideal, y qué es lo que te ha impulsado a hacer lo que haces.

Una vez que has dado forma a tu propia historia y logras explicarla de manera que enamore, que conecte, que haga vibrar… Entonces, a partir de ese momento, los contenidos de tu marca encajarán en un mismo puzle.

Tus creencias y valores hablan sobre ti, sobre tu manera de ver el mundo y sobre lo que quieres que tus clientes logren, más allá de tu actividad comercial. Y esto es algo que no puede faltar al escribir la historia de tu proyecto o de tu empresa.

historia de emprendedores

Lo que no saben es que su historia sí que es especial: tiene que ver con sus valores, con sus motivaciones, con aquello que les impulsa a hacer lo que hacen. Con razones y principios que van más allá de su oferta comercial.

Al escribir la historia de tu empresa, cuando hablas sobre ti, en realidad, estás explicando qué es lo que te trajo hasta aquí. Puedes empezar por hacer un relato cronológico. Eso te ayudará a hacerte una primera imagen mental de lo que tienes para contar.

Pero, a partir de allí, es cuando empieza a activarse la magia de las palabras. De descubrir cuáles han sido los hitos que captarán la atención de tu cliente ideal, y qué es lo que te ha impulsado a hacer lo que haces.

Una vez que has dado forma a tu propia historia y logras explicarla de manera que enamore, que conecte, que haga vibrar… Entonces, a partir de ese momento, los contenidos de tu marca encajarán en un mismo puzle.

Tus creencias y valores hablan sobre ti, sobre tu manera de ver el mundo y sobre lo que quieres que tus clientes logren, más allá de tu actividad comercial. Y esto es algo que no puede faltar al escribir la historia de tu proyecto o de tu empresa.

ejemplos de biografías cortas

Por una coincidencia, una  necesidad de subsistencia o incluso los giros del destino  han sido creadas varias de las empresas del país. Por ello, no importa si su profesión es soldador, ama de casa, operario o director de videos, pues el gen del emprendimiento es transversal a todos los oficios.

Para lograrlo, muchas tuvieron que replantear sus operaciones, cambiar de razón social y crear nuevos productos, adaptándose a la situación del mercado. Por ejemplo, Rimax empezó como fabricante de juguetes, después se dedicó a la producción de envases plásticos y cambió su portafolio nuevamente cuando se dedicó a  elaborar sillas.

Ejemplos de historias de empresas of the moment

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos