El proceso de decisión del comprador

El proceso de decisión del comprador

Tipos de compras

El proceso de decisión de compra, tiene que ver con el comportamiento del consumidor partiendo de la adquisición, consumo, disponibilidad de bienes y servicios, incluidos los procesos de toma de decisiones que preceden estas acciones, así como las posteriores.
Etapa 3. La evaluación de las opciones por parte del consumidor se lleva a cabo determinando y comparando las propiedades de los bienes, indicadores de la importancia de las particularidades características de los bienes, creencias sobre las marcas (conocidas), funciones de utilidad de enseres que pueden resolver el problema.
Etapa 5. La reacción a la compra incluye una serie de acciones de diferente naturaleza: conocimiento del grado de satisfacción de la compra, acciones después de lo adquirido y decisión del destino final de los bienes.
Un problema importante que los proveedores de bienes y servicios deben resolver es proporcionar a los consumidores opciones. Estas son acciones específicas que brindan a los consumidores la oportunidad de elegir basándose en la comprensión y la determinación del alcance de sus intereses y necesidades. Es necesario garantizar la posibilidad de una elección real (con una variedad de características del consumo de bienes, precios, puntos de venta) basada en la provisión de la información necesaria para realizarla (medios de comunicación, publicidad).

como influye el comportamiento del consumidor al momento de hacer una compra

El reconocimiento de necesidades, o consciencia, es el desencadenante en el proceso de toma de decisiones del consumidor. Antes de que un consumidor se embarque en un proceso de compra, debe reconocer una necesidad funcional o emocional. Las necesidades funcionales son necesidades basadas en la utilidad de un producto para realizar una función particular. Las necesidades emocionales o hedónicas se basan en los deseos del consumidor de productos y necesidades para saciar anhelos, placeres y otros intereses emocionales.
Una vez que el valor es identificado por un consumidor particular, el siguiente paso es realizar una compra. Esto es cuando el cliente presenta su dinero a cambio del producto o servicio. En este punto, el cliente ha determinado que una solución particular representa el mejor valor por su dinero.
Además existen diferentes tipos de comportamientos de compra, estos dependen del grado de implicación del consumidor en el proceso de compra y del grado de diferenciación de las marcas en el mercado:

factores que influyen en la decisión de compra del consumidor

El proceso de decisión de compra es un componente clave del estudio general del comportamiento del consumidor, pues incluye tanto aspectos internos como externos que llevan a una persona a realizar la compra un producto o un servicio.
El proceso de decisión de compra, también conocido como proceso de decisión del consumidor, se refiere a las etapas de toma de decisión que un consumidor atraviesa antes, durante y después de realizar la compra de un producto o servicio.
La primera etapa del proceso de decisión de compra en la que el consumidor es capaz de reconocer cuál es el problema o necesidad que presenta y, posteriormente, cuál producto o tipo de producto es el que podrá saciar su necesidad.
En la compra de bajo involucramiento la actividad suele ser frecuente, habituada hasta cierto punto y existe generalmente poco discernimiento entre las marcas. No hay un fuerte apego entre el comprador y la marca. Las promociones son simples y repetitivas.
Por el contrario, el alto involucramiento al comprar trae consigo el discernimiento de muchas diferencias en los productos. El comportamiento es más complejo y la investigación está más orientada a los detalles.

psicología del consumidor

Un proceso de decisión de compra (o análisis de costo-beneficio) describe el proceso que un cliente pasa a la hora de comprar un producto. Este modelo de decisión de compra ha pasado por varias interpretaciones de eruditos.[1]​[2]​
Los ejemplos comunes incluyen ir de compras y decidir qué comer. La toma de decisiones es una construcción psicológica. Esto significa que aunque una decisión no puede ser «vista», podemos inferir de un comportamiento observable que se ha tomado una decisión. Por lo tanto, concluimos que ha ocurrido un evento psicológico de «toma de decisiones». Es una construcción que imputa el compromiso a la acción. Es decir, en base a acciones observables, asumimos que las personas se han comprometido a llevar a cabo la acción.
El premio Nobel Herbert A. Simon ve la toma de decisiones económicas como un vano intento de ser racional. Afirma (en 1947 y 1957) que si se quiere hacer un análisis completo, una decisión será inmensamente compleja. También dice que la capacidad de procesamiento de información de las personas es limitada. La asunción de un actor económico perfectamente racional es poco realista. Los consumidores, que están influenciados por consideraciones emocionales y no racionales, intentan ser racionales de manera solo parcialmente exitosa y grandiosa.

El proceso de decisión del comprador of the moment

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos